La sacroileítis o sacroilitis, es una inflamación de la articulación sacroilíaca que produce dolor en numerosos pacientes en la parte baja de la espalda.

Esta enfermedad puede confundirse con otras dolencias que afectan a dicha zona como la lumbalgia, por lo que antes de seguir explicando qué es la sacroileítis, vamos a dejar claro qué es la articulación sacroilíaca.

La articulación sacroilíaca es la que une al hueso sacro y al hueso ilion (que pertenece al coxis). Ambos huesos están unidos por sus correspondientes ligamentos.

En el cuerpo humano podemos encontrar dos de éstas articulaciones, una en cada lado, de ahí que podamos identificar la sacroileitis izquierda y sacroileitis derecha.

Sacroileitis

Introdución a la sacroileíts

La pelvis humana está formada por 3 estructuras de hueso. El hueso sacro, que resulta de la unión de 5 vértebras sacras, el coxis y el coxal (del cual forman parten los huesos ilion, isquion y pubis)

La sacroileítis afecta a las dos articulaciones comentadas y se caracteriza por presentarse en forma de dolor en las nalgas o en la zona lumbar de la espalda.

Este artículo también puede servirte de ayuda si te han diagnosticado sacroileitis bilateral crónica.

Este dolor también puede irradiarse hacia una de las piernas (puede confundirse con dolor ciático). Este dolor se ve agravado al realizar determinados ejercicios como subir escaleras o permanecer un tiempo prolongado de pie.

Esta enfermedad, debido a los síntomas que presenta, puede ser difícil de diagnosticar correctamente al poder confundirse con otras enfermedades que producen inflamación en dicha zona de la columna.

Es muy importante por ello, que se antes de iniciar cualquier tratamiento, se consulte a un especialista o médico que pueda diagnosticar correctamente la enfermedad o dolencia que padezcamos para presentarnos el tratamiento adecuado a la misma.

Síntomas de la sacroileítis

Se trata de una enfermedad de difícil diagnóstico, ya que hasta para médico expertos es difícil de diagnosticar. Se entiende por tanto que cualquier dolor en la parte baja de la espalda es razón más que suficiente para visitar el médico.

Las articulaciones sacroilíacas se encuentran muy cerca de la cadera y de las vértebras lumbares por lo que es fácil confundir el dolor provocado por la sacroilitis con el provocado por una hernia o por cualquier otro tipo de dolor lumbar.

Sacroileítis

El síntoma más común de la sacroileítis como ya hemos comentado anteriormente es el dolor en la zona lumbar de la espalda, aunque este dolor también puede extenderse a las caderas, las nalgas, la pelvis o incluso hacia los muslos.

Resumen de los síntomas de la sacroileítis:

  • Dolor al subir escaleras o permanecer de pie durante un tiempo considerable. Se siente alivio al acostarse, descansar y liberar de tensión las articulaciones de sacroilíacas.
  • Dolor al tacto: en algunas ocasiones la sacroileítis produce dolor con tan solo presionar la zona afectada.
  • Calor en la zona de la pelvis que incluso en algunas ocasiones puede volverse en sensación de quemazón.
  • Pérdida de peso.
  • Dificultad de realizar ciertos movimientos como agacharnos o alargar los pasos excesivamente. En definitiva, cualquier movimiento que haga trabajar a las articulaciones sacroilíacas.

Causas de la sacroileítis

Las causas de la sacroileítis pueden ser muy variadas, pero destacan entre ellas las siguientes:

  • La artritis: la artritis es una enfermedad que causa disfunción, inflamación y dolor en diversas articulaciones del cuerpo. Cuando afecta a la articulación sacroilíaca, los cartílagos que intervienen en la misma se desgastan considerablemente y los huesos empiezan a rozarse entre sí, siendo la principal causa del dolor.
  • El embarazo: durante el periodo de gestación algunas mujeres padecen dolor en la zona lumbar de la espalda. Durante los 9 meses de gestación las dos articulaciones sacroilíacas pueden verse sometidas a presión y perder parte de su tensión. Además, el aumento de peso influye negativamente al aumentar el peso que soportan ambas articulaciones (además de muchas otras)
  • Traumatismos: cualquier golpe de cierta gravedad o traumatismo en la zona puede dañar alguna de las articulaciones sacroilíacas.
  • Infecciones: es la causa más rara de sacroileítis de todas, y en muy raras ocasiones se presenta.

Más Artículos Interesantes:

Qué es la sacroileítis: sus síntomas y sus causas
4.1/5 - 66 votos