Que es una contractura muscular

Que es una contractura muscular

Una contractura muscular aparece cuando un músculo (o alguna de las fibras que lo componen) se contrae involuntariamente y de forma continuada en el tiempo. Normalmente estas contracturas aparecen tras realizar algún esfuerzo físico.

Las contracturas musculares suelen manifestarse como un bulto en la zona afectada acompañado de dolor intenso y la imposibilidad de utilizar el músculo de forma normal.

Para hacer que un músculo se contracture tenemos que forzarlo a realizar una actividad a la que no esté acostumbrado o que exceda su capacidad máxima. Por ejemplo, podemos tener una contractura muscular como consecuencia de levantar demasiado peso en el gimnasio, al caer en mala postura jugando baloncesto o tras pedalear durante mucho tiempo en una postura incorrecta.

Existen dos tipos de contracturas musculares:

  • Por fatiga: estas contracturas aparecen después de practicar deporte. Se producen por la incapacidad del músculo de volver a su estado de relajación natural.
  • Durante la actividad: estas contracturas musculares se producen porque por el músculo afectado no circula suficiente sangre, provocando dolor en la zona e inflamación del músculo.

Tratamiento de la contractura muscular

En primer lugar, hay que decir que una contractura muscular no es una lesión grave, por lo que sus tratamientos son sencillos de aplicar. Sin necesidad de una rehabilitación seria, los síntomas de la contractura muscular pueden desaparecer completamente.

El primer y más evidente tratamiento de una contractura muscular es evitar repetir la actividad que ha causado la contractura, ya que podría derivar en una sobrecarga muscular. Evitar la práctica deportiva o la postura que causó la contractura muscular por tanto, será el primer tratamiento para volver a padecer una contractura muscular.

En un primer momento tras hacernos una contractura muscular es aplicar calor en la zona. Dado que el calor dilata los vasos sanguíneos ayudará a que la sangre acceda de forma correcta a la totalidad de la zona muscular afectada. Es recomendable por tanto el uso de una manta eléctrica o similar.

Otra forma muy utilizada por deportistas para combatir el dolor que provocan las contracturas musculares son los baños de frio y calor, también llamados baños de contraste. Con estos contrastes de temperatura se consigue que los vasos sanguíneos se contraigan y se dilaten rápidamente, favoreciendo así la circulación por la zona afectada.

De igual forma, también se puede optar por un tratamiento farmacológico mediante la ingesta de antiinflamatorios, mediante píldoras o inyecciones. En lugar de un tratamiento agresivo como son los antiinflamatorios, también se puede optar por uno mucho más natural y para muchos, más eficaz: los masajes.

Los masajes de un profesional son una de las mejores formas de acabar con la contractura muscular y con el dolor e inflamación que ésta provoca.

A la pregunta de ¿Cuánto tardaré en recuperarme de una contractura?, te diré que no hay respuesta exacta. Los tiempos de recuperación de una contractura dependerán mucho de la cantidad de carga que tenga el músculo en cuestión y en lo difícil que le resulte al especialista conseguir que dicho músculo se relaje. Se estima que el máximo suelen ser unas 2 o 3 semanas de tratamiento en la mayoría de los casos.

Cómo prevenir una contractura muscular

Para prevenir contracturas musculares hay varios consejos que puedes seguir y que seguro que te resultarán de utilidad.

  • Mantener una postura correcta: En cualquier situación, la postura que mantengamos es de vital importancia, ya sea durmiendo, sentados en el sofá, trabajando o practicando deporte, una postura incorrecta provocará que hagamos trabajar de forma incorrecta a determinados músculos, causándose así las contracturas musculares. El uso de sillas ergonómicas junto con la corrección de malas posturas nos ayudará a evitar las contracturas.
  • Otro buen consejo que puedo darte es que antes de realizar cualquier actividad física es importante que “le digamos” a nuestro cuerpo que le vamos a pedir un rendimiento superior al normal. Esto lo conseguimos mediante el calentamiento. Mediante el calentamiento muscular conseguiremos que los músculos estén en una situación óptima a la hora de afrontar la actividad deportiva en cuestión.

De igual forma, todos los tratamientos que se han mencionado en este artículo, también pueden ser usados como tratamientos preventivos para evitar la aparición de contracturas musculares.

Que es una contractura muscular
5/5 - 1 voto

Salud EspaldaUn artículo de Salud Espalda. Escrito el 3 diciembre, 2017

Encuentra el centro especializado para tu dolenciaBuscar Centro