Pilates para la Espalda: Consejos Prácticos

Pilates para la espalda: consejos

Hoy en día pasamos una infinidad de horas cada día en malas posturas para nuestra espalda; sentados trabajando frente al ordenador o mirando el teléfono móvil o la Tablet por ejemplo, y al acabar el día y conforme nos vamos haciendo más mayores, vamos notando las consecuencias de estas malas costumbres.

En este artículo vamos a centrarnos en el pilates para la espalda y cómo puede ayudarnos a aliviar nuestras molestias.
También es cierto, que en la mayoría de los casos la respuesta al dolor de espalda es el reposo más absoluto, cuando, en algunas ocasiones, practicar deporte puede ser una excelente solución al dolor de espalda, ya que nos permitirá fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la higiene postural.

Por supuesto, cualquier ejercicio físico que se vaya a realizar para mejorar de algún dolor de espalda se debe realizar siempre bajo supervisión médica.

El pilates: una buena opción para la espalda

Uno de los ejercicios clásicos que siempre se ha recomendad para mejorar la musculatura de la espalda y evitar los dolores ha sido la natación. Hoy en día, el pilates se está imponiendo como una opción cada vez más aceptada para trabajar la musculatura del cuerpo en general, y de la espalda en particular.

El pilates fue inventado por Joseph Hubertus a principios del siglo XX y se trata de un entrenamiento tanto físico como mental, que nació de unir la gimnasia y el yoga.

El pilates para mejorar el dolor de espalda sirve para mejorar el funcionamiento de las articulaciones de la misma y su postura general durante el día.

El pilates se puede practicar con o sin máquinas, por lo que es un ejercicio que se puede realizar sin necesidad de muchos recursos, y tan solo deberemos seguir las indicaciones de un profesor o experto que nos indique el camino a seguir así como las posturas que se deben realizar.

Mediante el ejercicio del pilates además del tono muscular de la espalda y de todo el cuerpo también se está trabajando la flexibilidad de la musculatura que sujeta la columna vertebral. El método pilates se basa en seis pilares (valga la redundancia):

  • Control: controlando las posturas en todo momento se evitarán las temidas lesiones
  • Precisión: la precisión en los movimientos deriva del control de los movimientos.
  • Flexibilidad: en el pilates los movimientos nunca han de ser rígidos, sino que han de fluir en todo momento.
  • Fluidez: la fluidez en todos los movimientos del pilates consiste en controlar los movimientos siempre, de forma que no existan movimientos rápidos ni bruscos.
  • Respiración: la respiración ha de ir coordinada siempre con los ejercicios que se están realizando en dicho momento.
  • Control mental: dado que es una práctica que combina lo físico con lo mental, se debe estar concentrado en todo momento en lo que se está haciendo.

Beneficios del pilates para la espalda

El pilates puede tener múltiples beneficios en general para aquellos que lo practican y en concreto puede beneficiar a la columna vertebral.

Ayuda a tonificar la musculatura del cuerpo en general así como a mantenernos en forma y evitar el tan temido sobrepeso, que resulta ser muy perjudicial para la salud y aumenta considerablemente los casos de dolor de espalda.

Practicar cualquier deporte en general y también pilates, nos hará sentir mejor y mejorará nuestra autoestima además de fortalecer el sistema inmunológico. También nos permite mejorar la flexibilidad corporal y corrige las malas posturas que cada día adoptamos sin darnos cuenta.

Pilates para la Espalda: Consejos Prácticos
5/5 - 3 votos

Salud EspaldaUn artículo de Salud Espalda. Escrito el 22 marzo, 2018

Encuentra el centro especializado para tu dolenciaBuscar Centro