La osteoartritis es una enfermedad que afecta a las articulaciones en general y más concretamente a los cartílagos de las mismas.

Cuando se padece esta dolencia los cartílagos empiezan a desgastarse poco a poco pudiendo llegar a desaparecer.

Como consecuencia los huesos empiezan a rozarse entre sí provocando dolor con ello.

Osteoartritis

Algunos síntomas de la osteoartritis son la hinchazón en la zona, el dolor y la pérdida de movimiento de dicha articulación.

Tratamiento para la osteoartritis

Dependiendo del tipo y el alcance de la osteoartritis en cada caso el tratamiento será diferente.

Por lo tanto la terapia o tratamiento para la osteoartritis dependerá de cada caso, siendo muy importante acudir a un médico que pueda valorar el alcance de la osteoartritis o distinguirla de otras enfermedades.

Como tratamiento general para la osteoartritis se debe descansar y poner en reposos la articulación afectada evitando movimientos o dolores. De esta forma, el dolor irá desapareciendo poco a poco.

También es recomendable aplicar hielo en la articulación unos 20 minutos varias veces al día, ya que de esta forma ayudaremos a que la inflamación disminuya y el dolor desaparezca. Apoyar estas medidas con la toma de paracetamol puede incrementar el efecto y hacer desaparecer el dolor más rápidamente.

Pero sin duda, el mejor tratamiento posible para la osteoartritis es el que un médico o fisioterapeuta nos pueda dar, ya que será el más adecuado a nuestro caso y totalmente personalizado.

Cambio en el estilo de vida como tratamiento para la osteoartritis

Cambiar algunos aspectos de nuestra vida puede ayudar a mejorar de la osteoartritis. Por ejemplo, adelgazar, puede ser realmente importante si se quiere liberar de presión a determinadas articulaciones, como por ejemplo, las rodillas.

Practicar ejercicio también es importante, por lo que es importante mantenerse activo en el día a día para tener la musculatura corporal trabajada, evitando así que las articulaciones reciban toda la tensión de los movimientos diarios.

estilo de vida saludable

La cirugía, una opción más para la osteoartritis

Si los tratamientos para la osteoartritis planteados por el médico o los cambios en el estilo de vida mencionados más arriba no han surgido el efecto deseado, en algunas ocasiones el médico puede optar por llevar a cabo una cirugía para mejorar la situación provocada por esta enfermedad.

En los casos más graves y en los que sea posible, el médico puede optar por utilizar una prótesis articular que haga los mismos ejercicios que se realizan con la articulación natural.

También es posible que el médico decida hacer una artroscopia. La artroscopia consiste en extraer (si fuera necesario), pequeñas partes de la articulación dañada o limpiar la misma de aquellas partes que sea necesario.

Normalmente, una artroscopia tan solo retrasa el problema, ya que antes o después se necesitará una operación completa de rodilla.

Otra opción posible es la osteotomía, que consiste en poner de nuevo la articulación en su sitio aliviando con ello el dolor. Se trata de un re-alineamiento de la rodilla con el fin de quitar peso de la parte más afectada.

Otra opción de cirugía para tratar la osteoartritis es la artroplastia, que como hemos comentado anteriormente, consiste en reemplazar parte o la totalidad de la articulación afectada.

Artículos relacionados

Osteoartritis
5/5 - 5 votos