La estenosis cervical consiste en un estrechamiento del canal que contiene y protege la médula espinal en la zona cervical (cuello y espalda alta).

La estenosis puede producirse prácticamente en cualquier parte de la columna vertebral, aunque lo más común es que se dé en la zona lumbar o en la zona cervical.

La estenosis cervical provoca que al estrecharse el canal medular, se puedan comprimir o pinzar los nervios que salen de la misma, provocando dolor en la propia zona cervical que puede extenderse hacia los hombros o brazos.

Dependiendo de la intensidad y de los nervios presionados, el dolor aparecerá en una parte u otra y con una mayor o menor intensidad.

estenosis cervical

La estenosis cervical puede heredarse de nuestros progenitores, pero en la mayoría de los casos se debe a cambios y complicaciones que hacen que la columna vertebral se vaya degenerando poco a poco con el paso de los años.

Causas de la estenosis cervical

Como hemos comentado en el párrafo anterior, la mayoría de los casos de estenosis cervical vienen dados por la edad y por el proceso degenerativo que en éstos casos se suele dar. A partir de los 45-50 años la columna vertebral empieza a debilitarse en general, y más concretamente, los discos intervertebrales pueden perder parte de su funcionalidad normal, y su capacidad de amortiguar y se hace más estrecho.

La estenosis está causada por la disminución del tamaño de los discos intervertebrales, la disminución del tamaño de los ligamentos amarillos que unen las vértebras así como de las pequeñas articulaciones que se encuentran entre las vértebras causan que el canal por el que transcurre la médula espinal se haga más estrecho.

Este proceso no tiene lugar en todas las personas de edad avanzada, y aunque tenga lugar, algunas personas nunca tendrán los síntomas de la estenosis cervical al tener un canal lo suficientemente ancho o al no haberse comprimido ningún nervio.

Síntomas de la estenosis cervical

Es muy importante que se diagnostique muy rápidamente esta enfermedad, ya que podría tener consecuencias muy graves incluso a nivel neurológico por lo que si siente cualquiera de éstos síntomas o parecidos, es importante acudir a un médico con el objetivo de tratar la enfermedad lo antes posible para evitar males mayores en el futuro.

El principal síntoma de la estenosis cervical es la aparición de dolor de cabeza, dolor localizado en el cuello, en la nuca o en los hombros. Esto se debe al pinzamiento de los nervios o de la tensión que se crea en la zona como consecuencia de la estenosis cervical.

sintomas de la estenosis cervical

Otros síntomas evidentes de la estenosis cervical son los que producen la compresión o pinzamiento de los nervios que pueden irradiar dolor hacia los brazos. También pueden provocar, en casos más graves, falta de fuerza o sensación de adormecimiento. En casos de alta gravedad, los músculos de los brazos y manos pueden llegar a adelgazar.

Otros síntomas de la estenosis

La presión a la que se ven sometidos los nervios también puede causar una pérdida de fuerza y de sensibilidad en el cuello, los hombros o los brazos. En algunos casos graves de estenosis cervical, también puede sentirse dificultad para caminar y pérdida del control de los esfínteres urinario y anal. Estos últimos síntomas son normalmente más comunes en los casos de estenosis lumbar.

Un síntoma normal de la estenosis cervical es el aumento de los reflejos en las rodillas y en los tobillos, que solo puede ser comprobado por un médico en una exploración física. Al mismo tiempo, también se ven disminuidos los reflejos en los brazos y puede aparecer un reflejo en las manos (más concretamente en los dedos) que se conoce como reflejo de Hoffman.

Estos son solo algunos de los síntomas normales de la estenosis cervical, pero por la gravedad del hecho de que un nervio se comprima, es importante acudir a un médico para que diagnostique la enfermedad de que se trata lo más rápido posible y proponga un tratamiento realista y eficaz.

Más Artículos Interesantes

Estenosis cervical
4.4/5 - 14 votos