El codo de tenista o epicondilitis es una enfermedad que afecta a la parte externa del codo (llamada epicóndilo) y contrariamente a lo que indica su nombre, afecta a muchas más personas además de a los deportistas de raqueta.

Concretamente, el codo de tenista, consiste en una inflamación de las secciones tendinosas que se insertan en el epicóndilo, siendo los músculos del antebrazo los que realmente provocan esta lesión.

Estos músculos que estamos mencionando son el supinador, el extensor encargado del movimiento de los dedos, el cubital superior, y el primer y segundo radial externo.

Es frecuente que los tenistas padezca de epicondilitis, ya que utilizan constantemente esta musculatura. Como hemos comentado, el codo de tenista también puede afectar a personas que no practiquen dicho deporte, ya que un uso excesivo de dicha musculatura o un mal uso puede ser el causante de daños y micro roturas que acaban provocando inflamación y dolor en la zona.

codo-de-tenista
Concretamente, en el tenis, los movimientos que más influyen en el desarrollo del codo de tenista son el saque o el golpe de revés, ya que se realiza una flexo extensión de la muñeca.

Las causas del codo de tenista

Vamos a entra un poco más en detalle en las causas del codo de tenista, ya que ya hemos avanzado que la principal causa de la epicondilitis es el uso excesivo o mal uso de la musculatura del antebrazo y la muñeca.

Vamos a tratar las causas del codo de tenista desde dos enfoques distintos que acaban convergiendo para causar la lesión del codo de tenista.

  • En primer lugar, el uso excesivo de la musculatura del antebrazo se encuentra entre una de las principales y más extendidas causas del codo de tenista en todo el mundo. Al usarse en exceso, se produce una inflamación en las fibras de los tendones que intervienen en realizar determinados movimientos. Dicha inflamación termina produciendo dolor en el codo de la persona afectada por el codo de tenista.
  • En segundo lugar, encontramos como causa del desarrollo del codo de tenista el uso incorrecto de esta musculatura. El hacer que la musculatura del antebrazo trabaje de forma forzada o poco natural también es una de las principales causas del codo de tenista o epicondilitis. Como en cualquier musculatura del cuerpo, los propios músculos y los tendones están habituados a un rango de movimientos normal. Cuando forzamos la musculatura a moverse fuera de este rango de movimientos, los tejidos empiezan a presentar problemas en su forma normal de funcionar, apareciendo micro roturas o desgarros en los músculos o tendones.

Al tratarse de una enfermedad que avanza conforme se utiliza más la musculatura afectada (la del antebrazo), es importante que al sentirse dolor en la zona se pare de realizar la actividad por la que se crea que se está desarrollando el codo de tenista. También es importante acudir a un fisioterapeuta que puede evaluar los daños de la lesión, así como para que pueda presentar un tratamiento adecuado para que la recuperación sea lo más corta y exitosa posible.

causas-codo-de-tenista

Como ya vimos en otro artículo, el codo de tenista o epicondilitis aparecer al verse afectado los músculos del antebrazo que se unen en su parte lateral al codo. Tiene lugar de forma común en deportes como el tenis, ya que se extiende y rota la muñeca repetidas veces. A continuación vamos a ver cual es el tratamiento normal para el codo de tenista y unos cuantos consejos para su prevención.

Tratamiento del codo de tenista

Dado que se trata de una enfermedad de origen inflamatorio, el primer paso del tratamiento del codo de tenista o epicondilitis será la aplicación de hielo (en la mayoría de los casos). Cuando aparezcan los primeros síntomas, el hielo ayudará a que la inflamación provocada por esta lesión remita. Posteriormente, se suele recomendar la aplicación de calor para aliviar el dolor. Después de este primer paso en el tratamiento, los médicos y fisioterapeutas suelen recomendar reposo, es decir, que se deje de practicar el deporte o actividad que ha sido el origen de la lesión.

En algunos casos, el médico puede recetar que el paciente tome antiinflamatorios no esteroides en forma de crema, aunque también cabe la posibilidad de que éstos sean ingeridos. Adicionalmente, los tratamientos de fisioterapia, como la aplicación de ultrasonidos o rehabilitación mediante estiramientos específicos y distintos ejercicios son también una parte importante del tratamiento del codo de tenista.

Evidentemente, en la mayoría de los casos, el mejor tratamiento del codo de tenista que existe es el cese de la actividad que lo provocó en un primer lugar, ya que de esta forma, el dolor irá desapareciendo poco a poco. Si no se puede dejar de practicar la actividad que originó el dolor, una buena opción es estudiar la postura en la que se realiza dicha actividad, ya que cuando se corrige la forma en la que se practica un determinado movimiento y se empieza a hacer de forma correcta, los beneficios pueden ser enormes.

En los casos más graves de codo de tenista, como en el de los deportistas profesionales, puede ser necesario recurrir a una intervención quirúrgica.

Prevención del codo de tenista

Como ya he venido comentando en el artículo, la corrección postural (o mejora de la higiene postural) es un gran método para prevenir la aparición del codo de tenista. Realizar los movimientos de forma correcta, con una técnica adecuada tendrá como consecuencia que los tendones trabajen de forma correcta y que por lo tanto no aparezca esta molesta lesión.

Un fisioterapeuta puede darte las nociones y consejos adecuados para ti, personalizados a la gravedad de tu lesión, y te propondrá un tratamiento personalizado y adecuado a tus tiempos de recuperación.

Artículos relacionados

Codo de Tenista
5/5 - 3 votos