Los calambres en las piernas son una enfermedad más común de lo que parece.

En este artículo podrás descubrir sus causas, los síntomas que produce y su diagnóstico.

Recuerda que saludespalda.com es solo una web informativa de enfoque divulgativo: consulta siempre con un médico especialista.

Enfermedades que causan los calambres en las piernas

En primer lugar tenemos las enfermedades vasculares tales como:

  • Las varices: la aparición de calambres en las piernas puede derivar en que con el tiempo también aparezcan varices. En dicho caso, el paciente sentirá sus piernas cansadas y pesadas prácticamente durante todo el tiempo. Normalmente, las personas que padecen de varices, se les suelen hinchar los tobillos al caer la tarde o tras pasar algún tiempo sentado o de pie, es decir, manteniendo en la misma postura las piernas.
  • La trombosis: en casos muy puntuales, los calambres en las piernas pueden ser un síntoma de trombosis de las venas de las piernas. Por ello, si los calambres en las piernas son recurrentes (se repiten en el tiempo), es importante acudir a un médico con tal de descartar enfermedades graves como la trombosis.
  • Otros trastornos circulatorios: el mal funcionamiento del sistema circulatorio en las piernas es otra de las enfermedades que pueden causar los calambres en las piernas. Este tipo de dolencia suele aperecer cuando se ha estado andando durante mucho tiempo, sobre todo cuando no se está acostumbrado a hacerlo de forma regular.

Los calambres en las piernas también pueden deberse a la aparición de determinadas enfermedades nerviosas.

Entre ellas podemos encontrar la polineuropatía, que es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de nervios, muchos de ellos en brazos o piernas, que provocan finalmente molestias y dolor en piernas y brazos, y en algunos casos más graves pueden llegar a causar parálisis.

Síntomas de los calambres en las piernas

Los calambres en las piernas son una contracción más o menos fuerte de los músculos de la pantorrilla generalmente, aunque también pueden acercarse más a los pies o a los muslos.

Se trata de un dolor localizado, punzante y muy fuerte en la piernas o pantorrilla acompañado de una gran tensión en la zona.

calambres-en-las-piernas

La pantorrilla o zona afectada se suele tensionar mucho y el músculo de la misma se endurece rápidamente. Estos calambres en las piernas suelen aparecer normalmente en un solo lado y son más comunes por la noche.

También es común que al sentirse los calambres en las piernas también se sienta como si éstos se extendieran por la pierna hasta alcanzar los dedos de los pies.

Diagnóstico de los calambres en las piernas

En la mayoría de los casos los calambres en las piernas suelen diagnosticarse por las propias molestias que éstos provocan. Pese a ello, hay que tener varios factores en cuenta que ayudarán al médico a realizar un diagnostico adecuado.

Estos factores son la frecuenta en los que aparecen los calambres en las piernas y si se ha realizado algún esfuerzo físico durante las horas previas al mismo. También se preguntará al paciente si está tomando algún medicamento que puede intervenir en el desarrollo de los calambres en las piernas.

Durante el diagnóstico de los calambres en las piernas también puede realizarse un análisis de sangre para determinar los niveles de electrolitos en sangre o de glucosa por ejemplo, junto a otros valores que el médico pueda necesitar valorar.

En algunas ocasiones el calambre en la pierna puede haber desaparecido pero el dolor puede persistir. En estos casos, es importante diagnosticar cuáles son las causas de este dolor, ya que podría tratarse de alguna otra dolencia que en un primer momento hubiera pasado desapercibida por el calambre inicial.

Como se puede entender, una visita al médico si se padecen calambres en las piernas repetidos es obligada, ya que podrá diagnosticar correctamente si efectivamente se trata de calambres o si se puede deber a otro tipo de dolencia o enfermedad más grave.

Calambres en las piernas por la noche

Los calambres en las piernas por la noche consisten en unos espasmos repentinos o de tensión que tienen lugar en las pantorrillas. Los calambres nocturnos también pueden darse en los muslos o en los pies.

La duración de los calambres en las piernas durante la noche va desde los pocos segundos hasta algunos minutos de duración, y rara vez superan los 5 minutos de duración.

Suelen tener lugar en el momento en que se está a punto de quedarse dormido o al despertarse.

Las causas de los calambres en las piernas

Pese a que se trata de una dolencia relativamente común, los médicos aún no conocen una causa exacta para los calambres en las piernas durante la noche aunque si que se sabe que en la mayoría de los casos no están causados por una enfermedad.

No obstante, es importante visitar a un médico si se padece de calambres en las piernas para descartar cualquier tipo de enfermedad grave.

causas-de-los-calambres-en-las-piernas

Pese a ello, si que se conocen determinados hechos que pueden influir positivamente en la aparición de los calambres en las piernas durante la noche. Normalmente, éstos aparecen al sobrecargarse algún músculo de la pierna.

Esto puede suceder si realizamos deporte sin haber bebido el suficiente líquido o cuando en el cuerpo se tienen niveles insuficientes de minerales, ya que éstos influyen en el buen funcionamiento de los músculos en general y de las piernas en particular.

También pueden influir en la aparición de los calambres en las piernas nocturnos el hacer mucho deporte (evidentemente) sin estar bien preparado físicamente para ello.

Ya se sabe, los excesos pasan factura. Tampoco es recomendable estar en determinadas posiciones durante mucho tiempo, como puede ser sentado o de pie.

Además, algunas enfermedades pueden influir en la aparición de los calambres en las piernas. A continuación mencionamos algunas de ellas:

  • El alcoholismo.
  • El hipotiroidismo.
  • La insuficiencia renal.
  • Algunos medicamentos como los antipsicóticos o las píldoras anticonceptivas.

Se ha comprobado que algunas mujeres también padecen de calambres en las piernas durante la menstruación así como durante el embarazo.

Si observas que tus calambres en las piernas son fuertes, se repiten muchas veces, no desaparecen cuando estiras, cambias de posición o te mueves o siguen apareciendo una y otra vez durante mucho tiempo, es vital que visites a un médico.

Podría no tratarse únicamente de calambres en las piernas, sino que podría existir alguna otra enfermedad más grave que requiriera de la experiencia y saber hacer de un médico que pudiera aplicar un tratamiento correcto para dicha supuesta enfermedad.

Estirar para aliviar los calambres en las piernas

Cuando se siente el dolor provocado por un calambre en la pierna, se puede intentar calmar dicho dolor flexionando los dedos de los pies hacia arriba. Podemos ayudarnos de las manos para estirar de esta forma y aliviar el dolor en la pantorrilla.

Los pies en general y los dedos en particular no pueden moverse libremente por la cama, puede que la pantorrilla se tensione y acaben por aparecer los calambres. Es importante dejar espacio entre la manta y los pies para que los dedos puedan moverse libremente.

Otro buen consejo es moverse, es decir, levantarse de la cama y caminar, ya que de esta forma se expanden y contraen los músculos afectados aumentando así la circulación sanguínea por los mismos.

Una circulación sanguínea insuficiente impide que los músculos reciban el oxígeno que necesitan para funcionar de manera óptima, por lo que pueden aparecer los calambres.

Otro estiramiento que puede resultar efectivo para acabar con los calambres en las piernas se realiza apoyándose en la pared y con la pierna afectada atrasada respecto a la otra (que deberá estar semiflexionada).

De esta forma, con la pierna afectada estirada, se deberá notar como la pantorrilla se estira y poco a poco va desapareciendo la tensión de la zona.

Prevenir los calambres en las piernas

La mejor forma de acabar con los calambres en las piernas es evitar que éstos aparezcan, y por ello, vamos a contarte algunos consejos para prevenir los calambres en las piernas.

Beber mucha agua. De esta forma se evitarán los calambres por deshidratación. Evitando quedarnos deshidratados también estaremos evitando la aparición de calambres en las piernas, ya que también se estará evitando la falta de potasio.

También es importante utilizar un calzado cómodo y con soporte para el arco del pie, ya que de no ser así se puede estar tensionando las pantorrillas sin necesidad, y con el tiempo, pueden aparecer los calambres por el uso de un mal calzado.

Si se nota que el calzado es demasiado duro, también se pueden comprar unas plantillas acolchadas para hacerlo más cómodo.

A la hora de dormir, se puede hacer colocando una toalla enrollada debajo de las rodillas, evitando así que se tensionen la zona de las pantorrillas. También es una postura adecuada para evitar dolores de espalda.

Para prevenir la aparición de calambres en las piernas también es importante practicar deporte y ejercitar los músculos de las piernas de manera regular.

Caminar o salir a dar paseos con la bicicleta puede ayudar a disminuir las probabilidades de padecer calambres en las piernas. Si no se está acostumbrado a la práctica deportiva, el hacer deporte de forma intensa podría ser perjudicial y contribuir a la aparición de los calambres en las piernas.

Ante todo es importante visitar a un especialista, ya sea fisioterapeuta o médico, que pueda ayudarnos a diagnosticar de forma correcta los calambres en las piernas así como a darnos consejos para tratarlos y recomendaciones para prevenir los calambres en las piernas.

Más artículos interesantes

Calambres en las piernas
5/5 - 3 votos