La artrodesis vertebral es un tipo de operación quirúrgica en la que se fusionan dos o más huesos de la columna vertebral para evitar que se produzca cualquier tipo de movimiento entre ellos.

Dichos huesos, obviamente, son las vértebras. Este tipo de operación quirúrgica dura en torno a 3 o 4 horas.

Durante la artrodesis vertebral el paciente estará totalmente dormido, es decir, se el aplicará una anestesia general, para que posteriormente el cirujano pueda realizar una incisión en la zona de la espalda afectada.

Normalmente, el cirujano utilizará un injerto (otro hueso) para poder unir o fusionar los huesos afectados permanentemente.

Las técnicas para unir huesos pueden ser diversas, como por ejemplo, colocar tiras del injerto óseo en la parte posterior de la columna o entre las vértebras.

Tu cirujano podrá darte una explicación más detallada sobre la forma en la que se unen las vértebras.

Artrodesis vertebral

El injerto de hueso se puede obtener de distintas partes del cuerpo, siendo las más comunes el hueso pélvico, de un banco de huesos o también puede utilizarse un hueso sintético.

En el primer caso, se denomina autoinjerto y en el segundo se conoce como aloinjerto.

Razones por las que realizar una artrodesis vertebral

En la gran mayoría de los casos, la operación de la artrodesis vertebral se lleva a cabo junto a otras operaciones.

Se suele llevar a cabo para tratar la estenosis raquídea, la foraminotomía o laminectomía o también puede tener que realizarse tras una discectomía en el cuello.

Una artrodesis vertebral se lleva a cabo cuando el paciente ha padecido una lesión o fractura de huesos en alguna de las vértebras, si padece una debilidad o inestabilidad importante en la columna vertebral debido a algún tipo de infección o tumor en la misma.

También puede ser necesaria en determinados casos de espondilolistesis, que como ya vimos en el blog, es una enfermedad en la que una vértebra se desliza sobre otra.

La artrodesis vertebral se utiliza también para tratar curvaturas anormales como pueden ser las que se causan por la escoliosis o la cifosis.

ARTRODESIS VERTEBRAL

Otra enfermedad que puede requerir de una operación de artrodesis vertebral es la artritis en la columna.

Pronóstico de la artrodesis vertebral

En primer lugar, hay que dejar claro que la artrodesis vertebral puede no ser la solución definitiva para los dolores de espalda crónicos, aunque también hay que señalar que cada caso es distinto, por lo que el único que puede evaluar perfectamente su caso es su médico.

Pese a ello, en muchas ocasiones es difícil para los médicos poder predecir los efectos exactos de la operación, dependiendo mucho la recuperación del paciente su estado previo, estado de salud, etc.

dolor de espalda

Aliviar del peso extra a la espalda siempre es una buena opción, por lo que hacer ejercicio y perder peso es una de las mejores recomendaciones para conseguir que el dolor de espalda desaparezca.

La artrodesis lumbar

La artrodesis lumbar es la unión de dos o más vértebras de la zona lumbar para evitar el dolor localizado en esta zona. A continuación, vamos a ver algunas de las técnicas de artrodesis lumbar.

  • Artrodesis Lumbar: esta técnica utiliza tornillos que están unidos entre si mediante unas barras, consiguiendo de esta manera unir las vértebras. Por ejemplo, si se tienen que unir dos vértebras de la zona lumbar se utilizarán 4 tornillos pediculares, uniéndose de manera simétrica. Si se fueran a unir más vértebras, se utilizarían más tornillos pediculares.
  • Fusión intersomática: Esta técnica consiste en la colocación de cajas intersomáticas para sustituir al disco que se ha extraído. En el interior de estas cajas se introduce hueso del propio paciente para que de esta forma se fusione con el hueso de las otras vértebras.

caja intersomatica

 

Complicaciones de la artrodesis lumbar

A continuación, mencionamos algunas de las complicaciones posteriores a una artrodesis lumbar más comunes.

  • Infecciones de la herida en la operación: 0.9 – 5 % de los casos. Conforme se es más mayor, la probabilidad de padecer esta complicación aumenta. Estas infecciones se tratan con antibióticos durante una o dos semanas.
  • Complicaciones a la hora de andar: 1 – 8 % de los casos. Se debe a que en la operación se ha «tocado» alguna terminación nerviosa.
  • Lesión dural por accidente: 0.3 – 13% de casos. Esta complicación se suele descubrir en la propia operación. Se suele solucionar con reposo y permaneciendo en cama durante 24-48 horas.
  • Otras Complicaciones:
    • Inestabilidad de las vértebras
    • Lesión de las estructuras neurales
    • Otros tipos de infecciones
    • Tromboflebitis y trombosis venosa.
    • Complicaciones en la postura del paciente.

Otras páginas de interés

Artrodesis: qué es, proceso y porqué hacerla
5/5 - 7 votos